¿USTED NO SABE QUIÉN SOY YO?

 ¿Cuántas veces hemos escuchado en nuestro país esta expresión? Ha roto record de reproducciones y cada ves más personajes ilustres se suman a ésta ya conocida versión caricaturesca de nuestra realidad, la realidad de no saber quienes somos, y en especial de lo que realmente nos hace valiosos en lo individual y que sumaría en lo colectivo como sociedad y como nación, ¿ quién soy ? no para los demás, no para redes sociales, no para volverme famoso o reconocido por medio de estos espacios, no de la manera como una mascarada de lo que soy en un momento en el que demuestro quien no soy, sino quien pretendo ser o quien me han dicho que soy, o peor aun en quien me he convertido. Casos como los un joven de familia “bien” o el de un abogado “político” demuestran la falta de conocimiento de quienes somos en esencia, quien realmente somos, y con mayor claridad la respuesta a la pregunta no para el público sino para mi ( quien soy realmente) cuando la lanzamos al exterior suena a provocación, insulto, huele a vanagloria, a sarcasmo a humillación; pero en realidad es un grito desesperado, NO SE QUIEN SOY YO, y por eso me domina una parte de mi que sale a defenderme, a atacar a ofender a liberarme de lo que esa parte cree que es, pero en realidad no somos  lo que esa parte expresa, esa parte hace parte de nosotros, pero no somos nosotros en esencia, en realidad, nos posee, nos domina temporalmente, nos cuida de lo que ella considera es un peligro inminente y real de muerte…

te explico este maravilloso trabalenguas de una manera más simple para que no suene a una excusa y mucho menos a una defensa de estos personajes ni de las acciones que se reflejan en su hacer en redes; por el contrario quiero que entiendas que te puede pasar a ti y a mi sino somos conscientes de la verdadera pregunta, ¿Quien Soy?

Es éste interrogante la punta de lanza sobre la cual debemos desarrolla nuestra experimentación humana, traerla a la conciencia y empezar a trabajar en ello sobre la base de reconocernos en lo que realmente importa lo que somos, el SER, darle prioridad a este aspecto de nuestra vida, hemos estado entretenidos mucho tiempo ya en nuestro HACER (trabajo, estudio, relaciones, dormir, descansar, entre otras…) y muy ocupado en nuestra obsesión de acumular cosas: TENER ( Casa, carro, cargo, dinero, entre otras muchas cosas más…) olvidando lo realmente es importante EL YO SOY, el ser; lo que realmente eres y que impacta de manera directa los otros elementos de tu vida, incluida a esa parte que crees que eres y que te domina. No quiero que suene a cantaleta religiosa u otro escrito de alguien que se cree mejor en evolución, no es cantaleta, ni palabras vacías que has escuchado otras veces en tu vida, es diferente; es una invitación a ser consciente de quien eres o de quien quieres llegar a ser, integrando todos los aspectos de tu vida, saber, hacer, tener, y los ámbitos en los que te mueves,  empleo, relaciones, familia, estudio; el ser involucra todo lo que eres y todo lo que puedes llegar a ser.

Permítete como reto pensar y responderte por un minuto  y luego de terminar esta lectura,  YO SOY, y que en esta respuesta no este involucrando nada de lo que haces, ni de lo que tienes, solo tu ser; valores, cualidades, virtudes, habilidades, sueños, anhelos, objetivos, propósitos, metas; sin ponerlo afuera, ni en manos de nadie más, no utilizando expresiones como yo tengo un titulo, o desarrollo un rol, o hago tal cosa, más bien algo como esto. Yo Soy Federico Marin Pineda: Humano por elección, Esposo por amor, Padre por Convicción, sensible, honesto, practico, realista, soñador, ingenuo, inteligente, amoroso y apasionado. Ahora usted si sabe quien soy yo!